Cómo hacer leche condensada en casa sin complicaciones

Si necesitas hacer dulces pero tu presupuesto está ajustado entérate cómo hacer leche condensada en casa sin complicaciones. Debido a su sabor y textura, este producto es usado para realizar una gran variedad de postres que deleitan el paladar. Por ello, te invitamos a tomar nota para que lo hagas desde la comodidad de tu cocina de forma fácil y sencilla.

¿Qué es la Leche Condensada?

Esta delicia es un alimento que se obtiene a través de la evaporación de la leche de vaca. En ella, se extrae 3/4 partes de su agua y se le agrega azúcar, convirtiéndolo así en un líquido espeso y de sabor dulce. Este puede conservarse durante varios años sin refrigeración mientras se mantenga herméticamente sellado.

Ingredientes:

  • 1 taza de leche en polvo (100 grs.)
  • 1 taza de azúcar (200 grs.)
  • 1/2 taza de agua caliente (125 cc.)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/2 cucharadita de mantequilla
  • 1 pañito limpio
  • 1 un frasco de vidrio con su tapa previamente esterilizados

Cómo hacer leche condensada (Preparación):

Primeramente, colocamos el agua a hervir adicionando un poco más de 125 cc para contrarrestar los factores de evaporación. Así, aseguraremos tener la cantidad exacta para la receta. Mientras esperamos que el agua hierva, colocamos en la licuadora los 100 grs. de leche en polvo, los 200 grs. de azúcar, la cucharadita de vainilla y la 1/2 cucharadita de mantequilla.

Cuando el agua esté hirviendo, la echamos rápidamente en una taza medidora para que la cantidad sea exacta. Inmediatamente, la agregamos a la licuadora y la encendemos a velocidad máxima por unos 5 minutos. Vale destacar que debemos retirar la tapa pequeña del vaso de la licuadora para colocarle el paño por encima de la misma. Con ello, evitaremos la concentración de calor y así el proceso de licuado será más seguro.

Luego, apagamos la licuadora, retiramos el vaso y vaciamos el liquido en el frasco de vidrio esterilizado tapándolo inmediatamente. Seguidamente dejamos reposar la leche condensada hasta que esté fresca y por último la llevamos a la nevera para que tome consistencia.

FUENTE: ZAPEROCO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: