Ilusión óptica que te parecerá imposible de creer (+VIDEO)

En este artículo verás una Ilusión óptica que te parecerá imposible de creer. En primer lugar, el cerebro humano es la máquina más perfecta que ha creado el universo. Puede procesar datos, resolver problemas abstractos a partir de sentencias lógicas, puede crear, y realizar un sinfín de tareas más. Sin embargo, sigue siendo un misterio cómo es el funcionamiento de nuestro órgano principal.

Por ello, algunas veces nuestra mente juega con nosotros mismos. Caso de esto son las ilusiones ópticas que a través del tiempo, siguen siendo un enigma difícil de resolver. En este artículo, mostramos un clásico de estos paradigmas mentales que hemos visto a lo largo de los años.

Por ejemplo, en la imagen que se presenta a continuación, tenemos dos formas de colores idénticos que se ven diferentes cuando se colocan en un fondo degradado. Ahora bien, ¿por qué sucede esto?

Ilusión óptica de 2 círculos iguales con fondos degradados

Círculos del mismo color que crea una ilusión óptica

Aunque no te parezca, los dos círculos son del MISMO COLOR. Este efecto es conocido y explorado por los artistas durante siglos. Los estudios han determinado que se trata de nuestra percepción de los tonos (y los colores) y cómo cambia según su contexto visual. Por tanto, si una forma está rodeada por algo oscuro, la percibimos como más brillante que si estuviera entre sombras más claras.

Por otra parte, algunos científicos creen que este truco visual se debe a que nuestros cerebros nos están proporcionando una interpretación de lo que nuestros ojos están detectando después de tener en cuenta la iluminación y las condiciones ambientales que los rodea. Sin embargo, existe una nueva investigación que arroja luz sobre el “engaño” de esta ilusión visual clásica, y viene a sugerir lo contrario.

Para ello, se realizaron una serie de pruebas visuales donde incluían la presentación de imágenes sutilmente diferentes para los ojos de cada uno de los voluntarios que participó en el estudio.

Los investigadores descubrieron que nuestras estimaciones con respecto al brillo ocurren muy temprano en la ruta de nuestro procesamiento visual, incluso antes de que la información de ambos ojos se fusione en nuestros cerebros. Además determinaron que la estimación del brillo es realmente un mecanismo innato del ser humano.

FUENTE: ZAPEROCO

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: